Drive My Car

Ryûsuke Hamaguchi
Drama2022

179 min

Drive My CarDrive My Car
(2022)

Tráiler

Sinopsis

Pese a no ser capaz de recuperarse de una tragedia personal, Yusuke Kafuku, actor y director de teatro, acepta montar la obra 'Tío Vania' en un festival de Hiroshima. Allí, conoce a Misaki, una joven reservada que le han asignado como chófer. A medida que pasan los trayectos, la sinceridad creciente de sus conversaciones les obliga a enfrentarse a su pasado.

Ficha técnica

¿Por qué ver esta película?

Para empezar hay que decir que, con ‘Drive My Car’, estamos ante una de esas raras instancias en la que una película no sólo se inspira en una obra literaria popular, sino que la supera y logra crear algo mucho más complejo, interesante y distinto. El director y coguionista Ryūsuke Hamaguchi se basa en el cuento homónimo de Haruki Murakami, pero lo toma solamente como el esqueleto (junto con elementos de otros cuentos del mismo libro, ‘Hombres sin mujeres’), partiendo de una premisa casi idéntica: un actor y dramaturgo, Yūsuke Kafuku (Hidetoshi Nishijima), ha perdido a su esposa recientemente, y su chofer se convierte en confidente de sus historias maritales, incluidas las infidelidades de su mujer. Se trata de una película que, además, dibuja varios paralelos entre el protagonista y la obra teatral que está trabajando por adaptar (‘Tío Vania’, de Antón Chéjov), proponiendo una lectura más profunda entre creador, obra y espectador. A pesar de su metraje y cadencia desafiantes (dura tres horas), ‘Drive My Car’ es una profunda película sobre las complejidades de las relaciones sentimentales, del luto y la pérdida, así como del vínculo entre el espíritu y la creación artística, recompensando a los espectadores pacientes con poesía cinematográfica conmovedora y pura.

Lalo Ortega

Lalo Ortega

Editor de Filmelier

Inspirada en el cuento homónimo del escritor japonés Haruki Murakami, ‘Drive My Car’ es un ejemplo de cómo el metalenguaje en el cine logra entrelazar también a la literatura y al teatro de manera bien construida. La película de Ryūsuke Hamaguchi, nominada a cuatro premios Oscar, hace una poética reflexión sobre el amor, el luto y la superación. A lo largo de tres horas, el director compone todo un dilema en la vida del protagonista (Hidetoshi Nishijima, increíble en el personaje) y nos hace entender un poco más sobre cómo se lidia con las pérdidas en la cultura japonesa. El cine del Este asiático tiende a ser un poco más distante en esta cuestión, pero ‘Drive My Car’ trae otra visión de eso –teniendo en mente la perspectiva occidental, claro–. Es una película muy humana sobre una sociedad que lidia con la pérdida de forma muy diferente a la nuestra, pero aún así es posible conectar con ella pues, en el fondo, sólo queremos seguir adelante. Los diálogos están muy bien escritos y son intensos. El final es hermoso, trayendo una obra del dramaturgo y escritor ruso Antón Chéjov, ‘Tío Vania’,que forma parte de toda la construcción metalingüística de la historia.

Raíssa Basílio

Raíssa Basílio

Redactora de Filmelier

Dónde ver?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

No disponible en los cines

Disponible en casa

Publicidad