No te preocupes cariño

Olivia Wilde
No te preocupes cariñoNo te preocupes cariño
(2022)

Tráiler

Sinopsis

Alice y Jack son un matrimonio que vive en Victory, el pueblo experimental donde viven las familias de hombres que trabajan en el proyecto ultrasecreto de una compañía. Mientras ellos pasan los días en la oficina, sus esposas se dedican a disfrutar del lujo. Sin embargo, Alice comienza a sospechar del verdadero objetivo de la utopía, y podría perderlo todo por exponerlo.

Ficha técnica

¿Por qué ver esta película?

Es curioso cómo la complicada producción de No te preocupes cariño (Don’t Worry Darling) se volvió más interesante y comentada que la película en sí. Y también es triste. A final de cuentas, la película es una producción competente, que retrata con gracia una distopía feminista y moderna. Dirigida por Olivia Wilde (La noche de las nerds), cuenta la historia de una extraña comunidad de los años 50, en la que una mujer (Florence Pugh, absolutamente genial) comienza a cuestionar lo que la rodea y la realidad en la que vive, así como a su marido (Harry Styles). Es una película con un fuerte comentario social sobre la opresión y el rol de la mujer. El punto más débil de la producción es, lamentablemente, la idea. El guión, escrito a seis manos por Katie Silberman, Carey Van Dyke y Shane Van Dyke, parte del mito de la caverna de Platón, en que las personas viven en un mundo de sombras hasta que se cuestionan lo que hay detrás de ellas. Algo ya muy visto y explorado. Además de eso, Harry Styles no funciona en pantalla y, cuando lo necesita, no alcanza el clímax dramático necesario. Pero hay algunos elementos interesantes. Primero, por encima de todo: Florence Pugh. La actriz es sensacional, todo un acontecimiento. Incluso en los momentos en que el guión no le favorece, encuentra la forma de brillar. Además de eso, a pesar de que la película patina debido a su base obvia y gastada, los últimos 30 minutos son muy emocionantes, y es ahí donde Olivia Wilde encuentra espacio para dejar al público tenso. Aunque todos sepamos en qué va a acabar la cosa, la cineasta y el guión parecen poder ir para cualquier lado en el último segundo: puede ser vida o muerte, alegría o tristeza, celebración o luto. Es ahí donde No te preocupes cariño demuestra su potencia, su fuerza y cómo, a pesar de todo, logra ser una buena película.

Matheus Mans

Matheus Mans

Editor de Filmelier

Dónde ver?

Publicidad

Próximamente en casa

Publicidad