Amor a la italiana Liam Neeson y su hijo

‘Amor a la italiana’: ecos de realidad en la vida de Liam Neeson

‘Amor a la italiana’ evoca ciertos paralelismos con uno de los episodios más difíciles en la vida de Liam Neeson y su hijo, el también actor Micheál Richardson.

21 julio, 2022 9:54 AM
- Actualizado 23 julio, 2022 8:57 PM

“Fue como un leve golpe en el estómago. Es la mejor manera de describirlo cuando lo leí [el guion] por primera vez”, fue lo que alguna vez dijo Liam Neeson durante una entrevista con HeyUGuys cuando promocionaba Amor a la italiana (Made in Italy), una cinta que guarda ciertos paralelismos con la vida del histrión y su hijo, el también actor Micheál Richardson, y que evoca uno de los momentos más difíciles en las vidas de ambos.

En Amor a la italiana conocemos a Jack (Richardson), quien se entera de que la familia de su exesposa ha decidido vender la galería de arte que él administra. Jack convence a su padre (Liam Neeson) de hacer un viaje de Reino Unido a Italia para renovar y vender la casa abandonada que alguna vez habitaron en los alrededores de la Toscana. Mientras la historia avanza, descubrimos que la casa también pertenecía a la difunta madre de Jack, quien murió en un trágico accidente automovilístico cuando él era sólo un niño. Ahora ambos deben pasar tiempo juntos y tratar de reconstruir su relación de padre e hijo.

El duelo y la catarsis

Liam Neeson y su hijo en la Toscana Italia
(Crédito: Gussi)

El duelo es uno de los temas principales de Amor a la italiana. Dentro de la ficción, los dos personajes principales rodean sus cabezas de recuerdos, pero a la vez tratan de enmendar los errores del pasado y reconciliarse pese a la falta de la figura materna. En la realidad, Liam Neeson y Micheál Richardson vivieron en carne propia el duelo y, quizá, la catarsis con esta película…

Publicidad

El 19 de marzo de 2009, la actriz Natasha Richardson, esposa de Liam Neeson, se encontraba en una clase de esquí en Toronto, pero de pronto perdió el control y cayó de una montaña. Richardson llamó a su esposo para notificarle de aquel accidente aparentemente sin importancia. Pero lo que nunca imaginó el protagonista de Búsqueda implacable es que esa sería la última vez que escucharía la voz de su esposa.

Horas después de aquella llamada, Natasha Richardson fue trasladada de emergencia a un hospital de Toronto. El informe médico era crítico, pues la actriz presentaba un derrame cerebral. Cuando Liam Neeson arribó al nosocomio, las cosas ya eran irreversibles. Así lo narró el actor durante una entrevista en 2014:

“Le dije: ‘Cariño, no vas a salir de esta. Te has golpeado la cabeza. No sé si puedes oírme. Te llevaremos de regreso a Nueva York y todos tus familiares y amigos irán a despedirte'”.

Micheál Richardson tenía sólo 14 años cuando su madre falleció en aquel fatídico accidente. Durante una charla con InStyle, Richardson se sinceró sobre cómo fue sobrellevar la muerte de su madre a una edad tan temprana. “Cuando experimentas algo así, la mayor parte del tiempo te cierras, lo guardas, que no es la forma en que creo que debes llorar”, dijo.

Sin embargo, cuando el actor James D’Arcy, quien debutó como director de Amor a la italiana, le ofreció el proyecto a Micheál Richardson, éste percibió el proyecto como algo sumamente especial. Sobre todo por la empatía que sintió con D’Arcy, quien escribió el guion de la película a partir de una tragedia familiar y similar a la de sus protagonistas: la muerte de su padre.

“Pensé que era una especie de llamado. Sabía que iba a haber momentos dolorosos y emotivos. Pero encontré el guion tan especial e importante y sentí que mamá, de una forma u otra, hizo que esto sucediera. “Esto puede sonar extraño, pero se sintió casi sagrado en cierto modo”, reveló Richardson.

Por su parte, y más allá de aquel “leve golpe en el estómago” que Liam Neeson experimentó la primera vez que leyó el guion de Amor a la italiana, el veterano actor depositó toda su confianza en James D’Arcy, pues reconoce que aunque la pérdida los une, siempre creyó en él como director.

“Conozco su trabajo como actor y conozco el guion, partes de él fueron muy autobiográficas para él. Obviamente, perdí a mi esposa [Natasha Richardson] y Micheál perdió a su madre, por lo que teníamos motivos de familiaridad. Simplemente creía en él. Era tan simple como eso”.

El cine como recuerdos en imágenes

Micheál Neeson Amor a la italiana
(Crédito: Gussi)

El cine, como cualquier medio o forma de arte, tiene la capacidad de evocar nuestros más profundos recuerdos. Para Liam Neeson y para Micheál Richardson no fue la excepción al realizar esta película. De entre tantas anécdotas, quizá la más conmovedora fue que Natasha Richardson estuvo en sus mentes durante el proceso de rodaje. A veces como una mariposa revoloteando por el set de filmación o como una montaña de emociones cada que enfrentaban una escena de alto nivel emocional.

“Había una energía en el set que fue de gran apoyo y cariño. Fue durante toda la filmación donde sentí a mamá, a través de las personas involucradas”, confesó Richardson.

Amor a la italiana ya está disponible en plataformas de streaming. Si quieres saber más sobre la película, ver el tráiler y encontrar todos los enlaces directos para verla, entra aquí.

Sigue a Filmelier en FacebookTwitter e Instagram.