chef-pelicula-entrevista

“Fue increíblemente difícil”, dice el director de ‘Chef’ sobre el plano secuencia

Philip Barantini, que también ha trabajado como cocinero, habla de los retos que supone recrear este ambiente lleno de tensión.

Matheus Mans   |  
13 octubre, 2022 11:53 AM
- Actualizado 27 octubre, 2022 9:31 AM

El chef Andy Jones (Stephen Graham) llega a su restaurante en Inglaterra sin imaginarse todo lo que va a ocurrir en el transcurso de una noche de servicio. Clientes maleducados, agentes de vigilancia sanitaria, un crítico gastronómico, problemas familiares. Este es el argumento de Chef, una película disponible en cines desde hace unas semanas y que bucea, sin barniz ni cuidado, en el alucinante y a veces hasta cruel mundo de la alta cocina.

Dirigida por Philip Barantini (Villain), que ha coescrito el guión junto a James Cummings, el largometraje es una inmersión tensa y desesperada entre los fogones. El cineasta lo pone de manifiesto en la forma en que retrata esta vida cotidiana: toda la película utiliza técnicas y efectos para dar la impresión de que no tiene cortes, como un único plano secuencia. Da la sensación de ansiedad, de que lo que estamos viendo en la pantalla no tiene fin.

El director de Chef revela sus secretos

Chef entrevista
Chef habla de cómo es la rutina en un restaurante de alta cocina (Crédito: Divulgación/Nueva Era Films)

“Fue increíblemente difícil”, dice el cineasta, en una entrevista con Filmelier. “Tuvimos que planificar todo con muchas semanas de antelación. Nos aseguramos de que todo estuviera en su sitio y ensayamos durante quince días con los actores”. A continuación, Philip Barantini comenta más sobre los retos del rodaje de Chef y su experiencia en el mundo de las cocinas.

Publicidad

Filmelier: En primer lugar, cuéntanos lo que todo el mundo quiere saber: ¿cómo fue el rodaje de una película en UN plano secuencia?

Philip Barantini: Rodar una película en una toma larga fue increíblemente difícil. Tuvimos que planificar todo con muchas semanas de antelación. Nos aseguramos de que todo estuviera en su sitio y ensayamos durante quince días con los actores. Luego rodamos la película cuatro veces en total, de principio a fin. Era como crear una danza coreografiada: todo el mundo tenía que saber dónde tenía que estar en todo momento. La cámara es como un personaje en esta película: la cámara eres tú, el público. Eres un voyerista y no puedes apartar los ojos de lo que está pasando. Fue increíblemente difícil, pero fue muy divertido, y la adrenalina se disparó definitivamente.

Filmelier: ¿Qué le motivó a contar una historia sobre el mundo de la comida?

Philip: Bueno, fui actor durante 25 años y durante ese tiempo no ganaba suficiente dinero para sobrevivir, así que necesitaba un segundo trabajo. Decidí empezar a trabajar en cocinas para ganar algo de dinero. Me abrí camino desde abajo -donde lavaba platos- y me abrí paso hasta la cima, donde me convertí en chef después de 10 años, y lo hice durante dos años. Durante el tiempo que trabajé en las cocinas, me di cuenta de que el mundo culinario es propicio para el drama. En ese mundo pasan muchas cosas: momentos buenos, malos, felices, tristes… de todo. Así que quería mostrar a la gente cómo es realmente trabajar en el sector de la hostelería. Ha habido algunas películas en el pasado que no han dado en el clavo, en mi opinión, así que quería mostrar algo que fuera fiel a ese mundo y a mi experiencia personal de lo que pasé.

Filmelier: La película es muy realista sobre los bastidores de una cocina profesional. ¿Cómo fue el trabajo de introducir esa verdad en la película?

Philip: Hay que empezar con mi experiencia. Traje todo lo que conozco de ese mundo y quise ponerlo en la película, así que ese fue el comienzo. Pero también hay que tener actores realmente fuertes. Cuando probamos a los actores, tuvieron que improvisar libremente en torno al guión. Durante las audiciones, les hacía improvisar. También les ponía un poco a prueba: les sorprendía con cosas que no se esperaban, como nuevos decorados o líneas que decía otro actor. Quería que fuera increíblemente realista. Esa era la clave de esta película: hacer que la gente pensara que podía ser real y también relacionarse con ella; quería que la gente que trabaja en la hostelería la viera y pensara “oh, sí, ese soy yo, he estado en esa situación”.

Filmelier: ¿Cómo fue trabajar con Stephen Graham? ¿Cómo fue su inmersión en esta historia?

Philip: Es un actor maravilloso: es muy generoso y se preocupa de verdad por la historia, por todos los personajes y por todos los actores. No es egoísta de ninguna manera, forma o manera. Realmente es un jugador de equipo y creo que es absolutamente fundamental tener a alguien como él al frente de una película como ésta.

Filmelier: Por último, ¿ya está trabajando en una nueva película? ¿Qué puede decirnos al respecto?

Philip: Sí, he terminado una película llamada Accused. Se estrenará en el Reino Unido el próximo año. No estoy seguro de las fechas de estreno en otros lugares, pero imagino que saldrá en México en algún momento. También tengo un par de series de televisión y otra película que empezaré a rodar el año que viene. Tengo siete proyectos que están en diferentes fases de realización. Estoy impaciente por mostrar a todo el mundo lo que está por venir.

¿Tiene ganas de ver la película? Da clic aquí para obtener más información sobre Chef, disponible en plataformas de streaming.

Sigue a Filmelier en FacebookTwitter, e Instagram.