jean-paul-belmondo

Murió Jean-Paul Belmondo, icono francés de ‘Sin aliento’

Con películas como ‘Sin aliento’ y ‘Pierrot el loco’, Jean-Paul Belmondo fue uno de los rostros de la Nueva Ola Francesa.

Lalo Ortega   |  
6 septiembre, 2021 10:35 AM
- Actualizado 7 septiembre, 2021 12:16 PM

Uno de los actores franceses más icónicos del siglo XX, Jean-Paul Belmondo, ha muerto a los 88 años.

Según reportó la prensa francesa (vía Deadline), el actor falleció pacíficamente en su hogar, en París.

Belmondo fue uno de los histriones más icónicos de la Nueva Ola Francesa durante los años 50 y 60, internacionalmente conocido por sus colaboraciones con el cineasta Jean-Luc Godard.

La carrera del actor comenzó en el escenario durante los años 50, antes de dar el salto a la pantalla en esa misma década. El corto Charlotte y su novio (Charlotte et son Jules) de 1959 fue su primer trabajo con Godard.

El largometraje debut del mismo director, Sin aliento (À bout de souffle), marcó el verdadero despegue de su carrera en 1960. En este, su rol más famoso internacionalmente, Jean-Paul Belmondo interpreta a Michel, un ladrón que se da a la fuga luego de cometer un asesinato por impulso. Entonces se reencuentra con su novia, una joven estudiante de periodismo (Jean Seberg), e intenta convencerla de huir con él a Italia.

Después de su salto al estrellato, Belmondo obtuvo roles en producciones de otros países, como en Dos mujeres de Vittorio De Sica, que protagonizó junto a Sophia Loren. El actor también se convirtió en estrella de acción, gracias a producciones como El hombre de Río (L’Homme de Rio).

Publicidad

Bajo la dirección de Godard estuvo en dos películas más: la comedia musical Una mujer es una mujer (Une femme est un femme) y Pierrot el loco (Pierrot le fou), ambas junto a Anna Karina.

Más tarde en su carrera, Jean-Paul Belmondo fungió también como productor, con bastante éxito, aunque su imagen sufrió ante la crítica especializada del país. Al actor se le atribuye haber dicho en su defensa que que “a los intelectuales no les gusta el éxito. Si estoy desnudo en una película, está bien para los intelectuales. Pero si salto de un helicóptero, creen que es terrible”.