isabel-ii-icono-cine-cultura

Isabel II también fue un icono del cine y la cultura

Fallecida hoy a los 96 años, la reina Isabel II fue una presencia constante en diversas producciones durante sus 70 años de reinado, desde las películas de James Bond hasta series como ‘The Crown’

8 septiembre, 2022 3:15 PM
- Actualizado 14 septiembre, 2022 10:58 AM

El personaje Mr. Bridger (Noël Coward) es un sujeto educado, compuesto, es un fervoroso súbdito de la reina. Incluso, en el muro de su oficina, hay una foto de Isabel II. Pero él también es un mafioso, que convoca a Charlie Croker (Michael Caine) para una operación complicadísima: robar un cargamento de barras de oro de FIAT, en Turín. Mientras arman su estrategia, la figura de la monarca lo presencia todo con su expresión serena.

Tal escena forma parte de un clásico del cine británico, Faena a la italiana (The Italian Job, también conocida como Un trabajo en Italia), que ejemplifica no sólo la importancia de la figura de Isabel II –fallecida este 8 de septiembre a los 96 años–, sino también su papel dentro de la cultura pop.

En el trono desde 1952, Elizabeth fue testigo de diversas explosiones culturales durante su reinado, y esa devoción de sus súbditos la llevó a todas ellas. Más allá del largometraje protagonizado por Michael Caine, quizá el mayor vehículo de esa presencia hayan sido las películas de James Bond. Después de todo, el 007 estuvo, hasta hoy, al servicio secreto de su majestad.

Incluso si ella no aparece en carne y hueso en esas película, es como si, espiritualmente, la representación de su imperialismo fuese parte de las acciones del agente secreto, interpretado durante esas décadas por Sean Connery, George Lazenby, Roger Moore, Timothy Dalton, Pierce Brosnan y Daniel Craig. Desde 1962 han sido varios actores, pero sólo una reina.

Publicidad

El auge de esa alianza entre la realeza y la MI6, sin embargo, sólo llegó en 2012. Fue entonces que, durante los Juegos Olímpicos de Londres,el propio Bond fue al encuentro de Elizabeth para escoltarla hasta la ceremonia de apertura. Sin duda alguna, esa fue la más grande actuación de la reina y de sus perros corgi –con todo y una escena de acción–.

Ningún miembro de la familia Windsor fue herido durante el rodaje. Así fue:

Más británico, no se puede –lo que demuestra como esos personajes (uno ficticio, la otra real en más de un sentido) pasaron a formar parte inseparable de la cultura del país.

Y no sólo eso. Isabel II se volvió personaje de diversas producciones. Al inicio, fueron más como participaciones especiales y bromas. No podemos olvidar, por ejemplo, ¿Y dónde está el policía? (The Naked Gun), en la que el policía Frank Drebin (Leslie Nielsen) es impedido de proteger a la reina (Jeannette Charles, que fue casi como la actriz oficial de la reina), regalándonos hilarantes escenas como esta:

En esa misma línea cómic, incluyendo su notorio amor por los perros, Isabel II abrazó hasta a los niños: ella es personaje secundario en Corgi: un perro real, divertida animación belga sobre la mascota preferida de la reina –que viene a ser, ni más ni menos, un agente secreto cuando no está recibiendo los mimos de su dueña–.

Isabel II, más allá del personaje

Con el paso del tiempo, fue creciendo el interés por la verdadera Isabel, más allá de la figura casi mitológica –en buena parte gracias a los chismes rodeando a la familia real, incluyendo el conturbado matrimonio de su hijo, Charles, con la princesa Diana–.

En 2006, por ejemplo, Helen Mirren encarnó a la monarca en La reina, drama biográfico que se enfoca en las repercusiones de la muerte de Lady Di. La actriz acabó ganando el Oscar por el papel.

Esas historias involucrando a Diana, incluso, nos dieron películas como la reciente Spencer, en la que la relación de la entonces princesa (encarnada por Kristen Stewart) con Isabel II (Stella Gonet) es una de las subtramas.

También está Un escape real (A Royal Night Out), una interesante comedia dramática sobre la joven Isabel (Sarah Gadon), aún princesa, cuando ella decidió escaparse con su hermana, la princesa Margarita, para conmemorar el Día de la Victoria con el final de la Segunda Guerra Mundial.

Isabel II The Crown
Las transformaciones de Isabel II en The Crown, respectivamente interpretada por Claire Foy, Olivia Colman e Imelda Staunton (Crédito: Netflix / montaje)

Sin embargo, nada supera en relevancia a The Crown. La serie de Netflix parte justamente del punto de vista de Isabel para contar la historia moderna de la Casa de Windsor y de la realeza británica, desde momentos previos a que ella asumiera el trono de Reino Unido. Por medio de sus (hasta ahora) cuatro temporadas, la producción nos ha presentado una versión ficticia que, antes, sólo sabíamos por los tabloides.

Es todo un éxito.

El reinado de Isabel II en el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, así como en la Comunidad de Naciones, ha llegado a su fin. Duró 70 años. Sin embargo, por medio de lo que ya se ha producido y falta por hacerse, ella vivirá para siempre en la cultura popular, continuando la fascinación entre sus súbditos –y detractoras–.

La reina está muerta. Larga vida a la reina.