madres-paralelas-analisis

‘Madres paralelas’: el contexto político del melodrama maternal de Pedro Almodóvar

Nominada al Oscar en dos categorías, ‘Madres paralelas’ llegó a Netflix este fin de semana.

21 febrero, 2022 11:18 AM
- Actualizado 1 marzo, 2022 11:59 AM

Pedro Almodóvar ya es prácticamente un estilo de cine en sí mismo. Todas las películas del cineasta español tienen una marca muy específica, y logran insertarse bien en la cronología del realizador, quien navega entre el humor y el melodrama. Un estilo que acaba de obtener otro ejemplar digno de mención.

Este 18 de febrero, llegó a Netflix Madres paralelas, el más reciente largometraje de Almodóvar, y que compite por el Oscar 2022 en dos categorías: Mejor actriz, para Penélope Cruz; y Mejor banda sonora, de Alberto Iglesias.

Su nueva obra presenta un tono más delicado –incluso si no tiene el peso biográfico de Dolor y gloria, de 2019. Es notable que el director está siguiendo un camino diferente, algo entre la renovación y la exploración de nuevos rumbos en su cine.

Penélope Cruz y Milena Smit en 'Madres paralelas'
Milena Smit y Penélope Cruz en Madres paralelas (Crédito: Netflix)

Siguiendo una temática recurrente en la filmografía de Almodóvar, la película muestra la relación entre dos mujeres: Janis (Penélope Cruz) y Ana (Milena Smit), que acaban conectando al dar a luz el mismo día. A partir de eso, viven una historia de (valga la redundancia) madres paralelas, tanto por la forma en que se construye la narrativa, como por la dinámica de vida entre las dos.

Publicidad

La película trae un telón de fondo histórico sobre la Guerra civil española y la dictadura de Francisco Franco, cosa que no es inédita en la carrera de Almodóvar. El realizador español comenzó su carrera navegando por temáticas políticas. Por ejemplo, en su primera película, Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón de 1980, muestra una España libre de las ataduras franquistas, pero con muchas secuelas de las mismas.

En sus producciones siguientes, la sexualidad, los dogmas cristianos y los problemas socioeconómicos ganaron más espacio. Usando siempre temas marginalizados, Almodóvar nunca ha dejado la identidad cultural española de lado en sus narrativas. Con Madres paralelas, el director regresa la atención a las cicatrices de su tierra natal, través del choque generacional de sus protagonistas.

Durante la Guerra civil y el franquismo, varios hombres fueron asesinados y hasta hoy sus cuerpos siguen “desaparecidos”. Janis perdió parientes durante ese periodo y, en la película, ella cuenta cómo la ayuda el arqueólogo Arturo (Israel Elejalde) para encabezar la excavación de una fosa, donde sospecha que está el cuerpo de su bisabuelo y de otros habitantes de la ciudad donde creció.

Madres paralelas rescata el pasado de España

De acuerdo con Reuters, cerca de 500 mil combatientes y civiles murieron en la guerra, tanto del lado nacionalista como del republicano. Y millares de ciudadanos fueron víctimas de una cacería contra comunistas, durante los 40 años del franquismo.

Mientras que Janis es el rescate del pasado español, Ana es el reflejo de los jóvenes, que no tienen todo ese bagaje de la historia ni muchas preocupaciones al respecto. La conexión que Almodóvar forma entre las dos está muy bien elaborada, mostrando que siempre tenemos algo que legar y también algo que aprender.

De hecho, no se profundiza tanto en ese contexto, es más una pincelada que, de cierta forma, da rumbo a los acontecimientos de la narrativa. Si el enfoque fuese la historia española, lo mejor sería un documental de National Geographic y no una película de Almodóvar.

Madres paralelas
Pasado y presente se abrazan en Madres paralelas (Crédito: Netflix)

Ese ámbito sirve para construir el caso de Janis con el arqueólogo, Arturo. Ella, que tiene unos 40 años de edad, queda embarazada de él y decide criar al bebé por sí sola. Lo mismo sucede con Ana, quien es aún adolescente y necesita cuidar de un bebé con ayuda de su madre, que siempre estuvo ausente en su vida.

La relación de Janis y Ana es bien compleja, comienza como un lazo más o menos maternal, pero que a lo largo de la película, desarrolla otros matices. Sabemos que desarrollar personajes femeninos es el fuerte de Almodóvar y, una vez más, hace un bellísimo trabajo con sus protagonistas.

Y no sólo él: Penélope Cruz y Milena Smit están maravillosas en sus papeles (es apenas el segundo largometraje en la carrera de Smit). Por su parte, Cruz retoma su exitosa colaboración con Almodóvar, con quien ya trabajó en Dolor y gloria, Los abrazos rotos, Volver, entre otras.

Si quieres saber más sobre Madres paralelas, ver el tráiler y encontrar el enlace directo para verla en Netflix, entra aquí.

Publicado originalmente en la edición brasileña de Filmelier News.