Pleasure película crítica

‘Pleasure’, la exhibición de la mirada masculina en la industria pornográfica

Desde la mirada femenina, ‘Pleasure’ muestra una industria pornográfica violenta y racista.

22 junio, 2022 9:28 AM
- Actualizado 29 junio, 2022 1:04 PM

Las relaciones sexuales entre lesbianas, tríos con negros, asiáticos, twinks (homosexuales que lucen como adolescentes o niños), femboys (hombres con atuendos catalogados como “femeninos”) y el sexo sin protección, fueron los contenidos favoritos de los usuarios de Pornhub en 2021. Mientras que el porcentaje de hombres que ven pornografía sigue siendo mucho mayor que el de las mujeres. La investigación de la cineasta Ninja Thyberg para la realización de su primer largometraje, Pleasure, fue mucho más allá de las búsquedas en Internet. Sin embargo, la película toca los prejuicios sobre los que parecen ser los principales intereses de los consumidores de pornografía.

Tanto Thyberg como Sofia Kappel, protagonista de la película que también debuta con este largometraje, visitaron sets de filmación de películas porno en Los Ángeles. Más que entender cómo funciona el negocio, intentaron percibir los sentimientos de los camarógrafos, los actores, actrices y de quienes mueven los hilos en la industria desde una posición de poder.

Pleasure –que llegó a MUBI el pasado 17 de junio– cuenta la historia de una mujer sueca de 24 años que llega a la ciudad de Los Ángeles bajo el seudónimo de Bella Cherry para iniciar su carrera como actriz porno. Cuando comienza a filmar sus primeras escenas y sesiones fotográficas para promocionar sus películas, siente miedo y nervios, pero poco a poco aprende a prepararse para cada escena –lavándose la vagina, por ejemplo–, se promociona en redes sociales para ganar más seguidores y acepta escenas cada vez más violentas.

Publicidad

Para Sofia Kappel, según una entrevista de Nylon, Pleasure “es una película que va más allá de la industria porno”, para ella también se trata del patriarcado y capitalismo. Pienso que es a tal grado cierto, que de alguna u otra manera muchos jóvenes hemos vivido experiencias similares en nuestro propio gremio y nos identificamos con sus reacciones y emociones. 

Aunque podría ser difícil entender a Bella Cherry –porque a veces muestra su enojo hacia la industria y algunas otras ocasiones sobrepasa sus propios límites para seguir creciendo en ella– es muy claro que tiene un intenso deseo de trascender. Y eso, me parece, es un deseo común de muchos jóvenes que recién inician su vida laboral: la angustia por tener todo lo necesario para ser “de los mejores”. 

Sofia Kappel es la protagonista de Pleasure (Crédito: MUBI)

El falso consenso entre la industria y las actrices porno

Pleasure sobresale entre otras películas de ficción sobre la industria pornográfica por tocar un tema poco o nada tratado hasta ahora: el consenso entre las actrices y los estudios de cine porno. Gran parte de la trama está dedicada al tema: observamos el protocolo del ingreso de una nueva actriz y las condiciones que deben acordar ambas partes en muchos momentos de la película.

De una manera sutil –sin dejar de ser cómica– los camarógrafos y productores moldean las decisiones de Bella durante las negociaciones. Es muy evidente que todos los hombres con los que debe negociar la actriz saben cómo convencer a las nuevas integrantes para que continúen dentro de la industria pornográfica y acepten participar en escenas cada vez más violentas (y vendibles).

En la película, los hombres que interpretan a los actores porno realmente se dedican a ello y su actuación en Pleasure es una prueba irrefutable de su talento y capacidad para interpretar personajes complejos. En ellos recae gran parte de la responsabilidad de transmitir el cinismo de una falsa negociación y lo hacen de una manera sumamente auténtica.

Por su lado, Kappel “empezó su carrera actoral con el papel más difícil que podía interpretar”, en sus palabras. Además de mostrarse al desnudo –un proceso complejo por padecer desorden dismórfico del cuerpo–, debía interpretar a Bella en diversas facetas: la joven emocionada por iniciar su carrera dentro de la industria pornográfica, la Bella nerviosa al filmar sus primeras películas “para adultos”,  la chica ambiciosa por llegar a ser una estrella porno y la joven que replica la violencia que ejercieron sobre ella. En cada una de ellas es notable que la investigación para su papel rindió frutos. Incluso, la actriz ha contado que mucha gente dedicada al cine porno la han contactado para decirle que Pleasure realmente retrata su día a día dentro de la industria.

Pleasure película sobre la industria pornográfica
Pleasure es “una película que va más allá de la industria porno” (Crédito: MUBI)

Difícilmente se podría encasillar a Pleasure dentro del género de comedia porque el humor es tenue (pero muy preciso). Hay muy pocas escenas con un ambiente meramente cómico, pero las acciones de los hombres de la industria son tan descaradas que resultan risibles. Además, es un humor que exhibe el machismo de sus personajes. “¿No se lavan la vagina en Suecia?” dice uno de ellos en una escena de la película en donde Bella no sabe para qué es el spray y la botella de lavado vaginal.

Esa misma escena también nos ayuda a vislumbrar la desigualdad de protección entre los actores y actrices. Mientras ellas deben hacerse un lavado vaginal para “estar frescas” para los actores, ellos no pasan por algún protocolo de sanidad.

Pleasure te hace llegar a reflexiones sobre la desigualdad entre hombres y mujeres, el racismo y violencia dentro de la industria y muchas otras cosas más, pero no se posiciona dentro de ningún debate, más bien muestra lo que  Ninja Thyberg ha aprendido sobre la posición de la mujer dentro del cine porno durante sus 20 años como activista feminista en contra de la pornografía.

Pleasure ya está en MUBI. Si quieres saber más sobre la película, ver el tráiler o tener el enlace directo para ver la película, entra aquí.