Crítica: ‘Los juegos del hambre: Balada de pájaros cantores y serpientes’ divierte y emociona Crítica: ‘Los juegos del hambre: Balada de pájaros cantores y serpientes’ divierte y emociona

Crítica: ‘Los juegos del hambre: Balada de pájaros cantores y serpientes’ divierte y emociona

La película de ‘Los juegos del hambre’ captura la esencia de la saga, pero añade algunos nuevos elementos interesantes

Matheus Mans   |  
16 noviembre, 2023 6:42 PM
- Actualizado 22 noviembre, 2023 4:01 PM

Es tan común ver a los estudios exprimir sus franquicias hasta la última gota que resulta extraño cuando nos damos cuenta de que Los juegos del hambre se limitó a las cuatro películas con Jennifer Lawrence, todas ellas, por supuesto, un gran éxito de taquilla. Ahora, ocho años después del último lanzamiento, llega el primer “reaprovechamiento” de la saga: Los juegos del hambre: Balada de pájaros cantores y serpientes, una película que se estrena en los cines este miércoles 15.

Dirigida nuevamente por Francis Lawrence, el cineasta que dirigió las últimas tres películas de la saga, la película tiene una historia que se desarrolla aproximadamente 60 años antes de los eventos protagonizados por Katniss Everdeen. Lo que vemos en la pantalla es la juventud del futuro presidente Snow, interpretado magistralmente en las cuatro primeras películas por Donald Sutherland y, en esta nueva producción, igualmente bien por Tom Blyth (Billy the Kid).

‘Los juegos del hambre 5’: Innecesario y divertido

Publicidad

Es decir, en realidad, sin rodeos, es una película que no tiene razón de ser. Es como Rogue One, Monsters University y muchas otras precuelas que hay por ahí. ¿Era necesario? No. ¿Es divertido? Sí. Es, básicamente, una película para construir un universo previo, jugar con las emociones de los fanáticos más entusiasmados y, por supuesto, aprovechar la marca para ganar dinero. Afortunadamente, Los juegos del hambre: Balada de pájaros cantores y serpientes hace todo esto y aún así logra ser buena.

El amor está en el aire, pero también hay mucha violencia, aventuras y hasta música en los nuevos Juegos del Hambre
El amor está en el aire, pero también hay mucha violencia, aventuras y hasta música en los nuevos Juegos del Hambre

Lawrence, después de todo, logra mantener la esencia del ambiente que conocemos de la saga (los personajes extravagantes, los cuestionamientos sociales y la violencia de ese tiempo) junto con personajes cautivadores del texto de Suzanne Collins, la autora de las películas originales, y escenas que quitan el aliento. Me arriesgaría a decir que la secuencia de los “juegos” que da título a la película es la mejor de toda la franquicia, con una violencia anárquica que se destaca de las demás y añade más emoción.

Una película que acierta más que erra

Sin embargo, hay dos puntos centrales que colocan a la película en otro nivel de blockbuster y eliminan esa sensación de aprovechamiento de franquicias. El primero es el guion, escrito por Michael Lesslie y Michael Arndt. Aunque tiene debilidades en el tercer acto, haciendo que la película pierda ritmo, el texto logra algo raro de ver en el cine comercial: da complejidad a la personalidad de los personajes. Excepto Lucy Gray Baird (Rachel Zegler), todos los demás personajes oscilan entre el mal y el bien, el cinismo y la honestidad, las buenas y malas intenciones.

Naturalmente, nada es simple: la Dra. Volumnia (Viola Davis, irreconocible) comete atrocidades, pero al mismo tiempo parece caer en cáscaras de plátano de manera intencionada para ayudar a una persona en particular; Dean Highbottom (Peter Dinklage) parece execrable, pero muestra sus motivos al final; y Snow tiene todo para ser el héroe, pero pronto da el salto al lado oscuro. El guion nos hace cuestionar exactamente qué causó este cambio, sin respuestas claras.

Zegler es el punto débil de la historia, tanto en la trama como en las actuaciones

Otro punto positivo recae en cómo la mayoría de las actuaciones son consistentes. El trío Dinklage (Game of Thrones), Davis (El Escuadrón Suicida) y Blyth es suficiente para causar repulsión y risa de una escena a otra, manteniendo la calidad de las actuaciones que vimos en las películas originales. Este intercambio de emociones es saludable para el cine.

El único traspié surge con Zegler, y todo lo relacionado con ella. La futura Blancanieves, protagonista de la película de acción real, no solo está mal en escena con una artificialidad exagerada, nada convincente, sino que sus escenas son las más desplazadas de la narrativa. Hay varias secuencias musicales con Lucy Gray, que terminan rompiendo el ritmo. Puede que sea algo que esté en el libro de Collins, pero no funciona en la pantalla. La artificialidad crece y Gray se vuelve rápidamente molesta.

A pesar de esto, Los juegos del hambre: Balada de pájaros cantores y serpientes es un buen ejemplo de cómo aprovechar las historias de una franquicia, incluso si es innecesario, pero con calidad. Es una película que a lo largo de sus 2 horas y 40 minutos sabe cómo pasear por las emociones y mostrar que el mundo distópico de Panem tiene mucho que ofrecer. Y deja una sensación curiosa de querer más, algo raro (¿quizás inédito hasta ahora?) en una película que insiste en retroceder en el tiempo.

Play Sorpresa de Filmelier: Ver Películas online grátis