observada-critica-pelicula

‘Observada’ es un excelente thriller sobre la ansiedad femenina ante el acoso

‘Observada’ es protagonizada por Maika Monroe como una joven mujer aislada, en un país extraño, convencida de que está siendo perseguida

Lalo Ortega   |  
3 noviembre, 2022 1:31 PM
- Actualizado 8 noviembre, 2022 5:58 PM

En el mundo de los thrillers psicológicos, aquellos basados en el “voyerismo de ventana” parece existir como su propio subgénero. El referente obligado es La ventana indiscreta de Hitchcock, aunque en la actualidad sigue habiendo propuestas del tipo como La chica del tren y, claro, La mujer en la ventana. Observada (Watcher), que llega este jueves a salas de cine mexicanas, podría caber dentro del selecto grupo, al menos en un principio.

El largometraje debut de la directora Chloe Okuno –seleccionado en festivales como Sundance y SXSW– cuenta la historia de Julia (Maika Monroe, de Está detrás de ti), una joven neoyorquina que se muda a Bucarest, Rumania, luego de que su esposo, Francis (Karl Glusman), es promovido y trasladado por su trabajo.

Casi al llegar, ella se percata de la incómoda presencia de un mirón en el edificio de enfrente, que a diario mira hacia su departamento de amplios ventanales. Cuando el cadáver brutalizado de una mujer es encontrado en el vecindario, Julia no puede evitar sentirse amenazada.

Observada
Hasta los espacios vacíos más inofensivos brindan una sensación de amenaza (Crédito: Cine Caníbal)

Publicidad

Además, se siente aislada: mientras su esposo sale todo el día a trabajar, ella se queda todo el día por su cuenta, en un país extraño, donde no conoce a nadie y todos hablan un idioma que no entiende.

A partir de aquí puede predecirse un poco hacia dónde va todo el asunto. Sin embargo, Observada es verdaderamente destacable por el uso que Okuno da al lenguaje cinematográfico para expresar el creciente aislamiento y paranoia de su protagonista.

Es decir, sí, hay una constante presencia amenazadora en el entorno –y en la mente– de Julia, y podemos anticipar que, tarde o temprano, ella descubrirá su identidad. Nada nuevo ni sorprendente aquí.

Sin embargo, Okuno demuestra ser una excelente creadora de atmósferas pues, a partir de un guión más bien simple (también firmado por ella), logra crear un entorno psicológico fascinantemente opresivo para su protagonista. Tanto la policía como su esposo comienzan a dudar de su veracidad cuando se involucran, aislándola todavía más. Al mismo tiempo, los espacios comienzan a cerrarse alrededor de ella.

Observada
La dirección de Chloe Okuno se asegura de que los elementos del espacio contribuyan al aislamiento de Julia (Crédito: Cine Caníbal)

Observada voltea la dinámica de poder de la mirada hitchcockiana

Un punto interesante de Observada, si se comparan sus minutos iniciales con La ventana indiscreta, es que Okuno utiliza esa distribución del espacio para expresar una relación de poder invertida. En el clásico de Hitchcock, los personajes son los observadores, los voyeristas que observan todo el vecindario desde un punto de vista privilegiado. No son asesinos, claro, pero tienen la ventaja sobre los objetos de su mirada.

Ya desde el comienzo, Julia es objeto de la mirada de un desconocido que, atinadamente, está situado en un departamento con la perspectiva privilegiada: justo enfrente y más arriba. Ella, como presa, tiene que mirar hacia arriba para encontrar a un depredador que podría ser más peligroso. Si es que sus sospechas son ciertas.

El guión de Okuno, y la perspectiva desde la que es contada la película, deja poco lugar para la duda. Todo el tiempo la focalización es la de Julia, quien no tiene forma de comprobar que la constante presencia de su presunto acosador no es mera coincidencia, ni de afirmar que él es el responsable por la serie de brutales feminicidios. A falta de pruebas, la persona en quien más confía decide no creerle, incluso si ella está convencida por puro instinto.

Llegado cierto punto, Julia decide perseguir en vez de ser perseguida: ahora, el otro es el objeto de su mirada, por un par de secuencias. Podría parecer que la dinámica de poder se ha invertido, pero el desenlace de su intento sólo reafirma que ella sigue siendo la presa.

Observada
Incluso cuando Julia está siendo proactiva, la fotografía de Observada reafirma su situación de peligro (Crédito: Cine Caníbal)

Si bien no es confrontativa como, digamos, Hermosa venganza (Promising Young Woman), Observada retrata frontalmente las falencias de un sistema judicial que está diseñado para ser incompetente o hasta apático ante casos de acoso y violencia de género. Lo que Francis –y otros hombres– dicen sobre ella refleja una cultura que solo lo refuerza y perpetúa.

Es por ello que, a pesar de ser un tanto abrupta, su conclusión se siente justificada. Puede que Okuno no proponga un guión tan innovador, pero Observada está dirigida con la suficiente maestría para mantener hasta el último una tensión que expresa la experiencia femenina en una sociedad que no protege a las mujeres.

Observada ya está en salas de cine mexicanas. Para saber más de la película, ver el tráiler o comprar boletos, entra aquí.