animales-fantasticos-los-secretos-de-dumbledore-analisis

‘Animales Fantásticos: Los secretos de Dumbledore’ da la sensación de que la magia acabó

Los discursos transfóbicos de J.K. Rowling, la controversia de Johnny Depp y la inconsistencia narrativa, derrumban el alma y corazón de la franquicia de ‘Animales Fantásticos’.

Matheus Mans   |  
14 abril, 2022 10:49 AM
- Actualizado 21 abril, 2022 10:41 AM

Animales Fantásticos: Los secretos de Dumbledore (Fantastic Beasts: The Secrets of Dumbledore) se estrena en México hoy, 14 de abril. Y puede que sea la entrega de la franquicia derivada de Harry Potter que tenga mayor peso sobre sus hombros.

Dirigida nuevamente por David Yates (de las otras dos entregas de Animales Fantásticos, además de La Orden del Fénix, El misterio del príncipe, y ambas partes de Las reliquias de la muerte), la película llega con la consigna de corregir el rumbo de la trama y, principalmente, hacer que todo el público –más allá de la base de fans– se olvidan del caos detrás de cámaras.

¡Y vaya caos! Cuando la franquicia principal de Harry Potter llegó a su fin en 2011, fue natural que Warner Bros. buscara otra historia que contar dentro del mundo mágico. Animales fantásticos y dónde encontrarlos se presentó como una divertida aventura que mostraba los tiempos pasados de ese mundo más allá del Callejón Diagon.

Pero la segunda entrega fue un desastre, con una historia confusa y, además, conflictos detrás de cámaras eclipsando a la película.

Animales Fantásticos: Los secretos de Dumbledore
Animales Fantásticos: Los secretos de Dumbledore todavía sufre por la falta de rumbo (Crédito: Warner Bros.)

Publicidad

Por un lado está el actor Johnny Depp, quien estaba atravesando una ola de acusaciones a lo largo de un proceso de violencia doméstica en contra de su exesposa, Amber Heard. Hasta hoy, años después, el juicio se aproxima a un resultado todavía más inesperado, con agresiones de ambas partes. Sin embargo, la presencia de Depp en una franquicia comercial como Animales Fantásticos se volvió insostenible, hasta que fue activamente removido del proyecto.

Del otro lado está la autora de Harry Potter, que no se cansa de desgastarse en Twitter. En un giro inesperado, la escritora británica ha hecho múltiples comentarios de contenido transfóbico. Fue “cancelada” y hasta fue omitida del homenaje que Warner Bros. hizo para el aniversario del personaje (salvo algún metraje de archivo). Sin embargo, como creadora de la historia, se impuso y no siguió el mismo camino que Depp: ha seguido como guionista de Animales fantásticos hasta ahora, con Los secretos de Dumbledore.

Impacto en Animales Fantásticos

La historia confusa de la segunda película de la franquicia, Animales Fantásticos: Los crímenes de Grindelwald, es apenas un síntoma de ese caos detrás de cámaras –y uno pequeño, considerando las circunstancias–. Hay, también, inconsistencia en el elenco, con tres actores interpretando al villano (primero Colin Farrell, luego Depp y ahora Mads Mikkelsen) y hasta la omisión de un personaje importante Tina, después de que la actriz Katherine Waterston declaró su apoyo a la comunidad trans.

Lo peor de todo, sin embargo, es la falta de corazón. De alma. Después de una primera película divertida y hasta vigorosa en cierta parte, la franquicia perdió el rumbo. ¿Qué es lo que realmente quiere contar? Con tantos daños detrás de cámaras, la historia terminó intoxicada, lastimada. Es difícil saber para dónde va Animales Fantásticos. ¿Es la historia de Newt Scamander? ¿De Grindelwald? ¿De Dumbledore? ¿De las criaturas?

Simplemente no hay enfoque ni linealidad.

Animales Fantáticos: Los secretos de Dumbledore
Mads Mikkelsen debuta en el rol que ya fue interpretado por Colin Farrell y Johnny Depp (Crédito: Warner Bros.)

Esto es más evidente en Animales Fantásticos: Los secretos de Dumbledore. Mientras que la película anterior fue más inestable debido a sus problemas narrativos, ésta hace lo mínimo. Pero aún no hay vida. Tal como una de las criaturas de la trama, la película es una muerta viviente. Parece que no piensa, siente ni se emociona. Camina al azar, intentando hallar el rumbo, sin realmente saber qué quiere o desea.

¿Es terrible Los secretos de Dumbledore?

La respuesta simple es: no. Animales Fantásticos: Los secretos de Dumbledore tiene su belleza y sus aciertos. Es una película con un fuerte contenido político, algo muy distinto de las otras dos películas, e intenta regresar a los orígenes establecidos por la primera, dando más tiempo en pantalla a las criaturas fantásticas.

Es una película más cercana a Animales fantásticos y dónde encontrarlos que a Los crímenes de Grindelwald, lo que ya es un acierto en sí mismo, una demostración de conciencia de los productores. Hay más cuidado en el guión de Rowling y de Steve Kloves (coguionista de Harry Potter) para hacerlo menos disperso.

Además de eso, se nota el esfuerzo del elenco, principalmente con Jude Law (Dumbledore) y Mikkelsen dando grandes actuaciones. Se siente la entrega de ambos, incluso si son limitados por la dirección robótica de David Yates.

Queda la cuestión, con esta película cuadrada y acertada, pero sin corazón: ¿para quién fue hecha Animales Fantásticos? Los fans, obviamente, se van a emocionar con las escenas de Hogwarts, las apariciones de ciertos personajes y demás. Sin embargo, ¿basta quedarse en esa burbuja? ¿No será necesario enmendar los efectos de Depp y Rowling en la imagen del mundo mágico?

Queda la sensación de que la magia acabó. Y eso es la última cosa que puede suceder en esta franquicia.

Animales Fantásticos: Los secretos de Dumbledore ya está en salas de cine mexicanas. Si quieres saber más de la película, ver el tráiler o comprar boletos, entra aquí.

Publicado originalmente en la edición brasileña de Filmelier News.