netflix-cobro-contrasena-compartida

Netflix tardará otro año en cobrar por contraseñas compartidas

Netflix ya está probando la medida en países como Chile y Perú.

20 abril, 2022 11:37 AM

Una de las decisiones más polémicas de Netflix será, ciertamente, el cobro adicional para quienes comparten su suscripción al streaming con quienes viven en otras cosas, el llamado “password sharing”. La medida ya está siendo probada en Chile, Costa Rica y Perú, pero de acuerdo con la compañía, tardará otro año para que sea implementada en otros países, pues aún no hay un modelo definitivo de cómo funcionará.

Ese plazo fue informado ayer, 19, en una conferencia pregrabada después del anuncio del primer balance financiero de 2022. Según la propia compañía, la medida podría afectar a cerca de 100 millones de hogares en todo el mundo que utilizan contraseñas de suscriptores que viven en otras casas.

O prazo foi informado ontem, 19, em conferência pré-gravada divulgada após o anúncio do balanço do primeiro trimestre de 2022. De acordo com a própria empresa, a medida poderá afetar cerca de 100 milhões de lares em todo o mundo que utilizam senhas de assinantes que vivem em outras casas.

“Ellos nos tienen que pagar en algún grado”, dijo el co-CEO y fundador Reed Hastings.

Netflix
¿Usas la contraseña de tu amigo? Prepárate, porque podría venir un cobro adicional dentro de un año (Crédito: Netflix)

Publicidad

El movimiento sucederá próximamente. Luego de las pruebas en esos tres países, Netflix tomará un tiempo para desarrollar e implementar globalmente el modelo definitivo para ese cobro, según el director de operaciones, Greg Peters.

En el nuevo modelo que ha sido probado hasta ahora, el gigante del streaming cobra un adicional a quienes comparten su cuenta –se trata de un incremento de poco más del 20% del valor–. En compensación, la medida hace que el intercambio sea más seguro: cada quién pasa a tener una contraseña diferente para acceder a la plataforma, incluso dentro de la misma cuenta.

No está claro si ese será el modelo definitivo que se adoptará dentro de un año, ya que todo dependerá de las pruebas realizadas hasta entonces. Pero una cosa es cierta: compartir las contraseñas ya no será gratis, pues la compañía busca aumentar los ingresos de sus suscripciones.

En gran parte, la movida ganó fuerza luego de que la compañía anunció, precisamente en su último balance, que perdió 200 mil suscriptores, su peor resultado desde 2011. En parte se debe al cierre de operaciones de la plataforma en Rusia, debido a la invasión de Ucrania, pero Netflix también sufrió cancelaciones en Estados Unidos y América Latina. En el mismo periodo, la compañía tuvo un incremento de 10% en ingresos, menores a lo esperado por Wall Street.

“Sé que [el resultado] es decepcionante para nuestros inversionistas, pero estamos realmente preparados. Este es nuestro momento para brillar. Es nuestro momento para devolver el favor a nuestros inversionistas”, declaró Hastings.

Netflix, ¿con deportes en vivo?

En la misma conferencia, uno de los temas abordados fue el de la exhibición de deportes en vivo vía Netflix. Diversas plataformas están recurriendo a ese tipo de contenido para impulsar su base de suscriptores: en México, HBO Max y Star+ ya tienen ese tipo de transmisiones. En los Estados Unidos, Apple TV+ recientemente cerró un trato con la MLB, la liga de béisbol nacional.

Netflix Hollywood
La sede de la compañía en Hollywood (Crédito: Netflix)

El gran problema es que los derechos deportivos, por regla general, son muy caros y exigen una inversión anticipada para cosechar resultados en el mediano y largo plazo, algo complicado para una compañía que ya está sufriendo por los elevados costos de producción de contenido.

Sin embargo, si antes Netflix prefería abstenerse por completo de esa discusión, al menos ahora deja abierta la posibilidad.

“No estoy diciendo que nunca haremos deportes, pero tendremos que ver un camino para aumentar el gran flujo de ingresos y un gran flujo de ganancia con eso”, dijo el otro co-CEO, Ted Sarandos.

Por otro lado, el ejecutivo apuntó durante la conferencia que Netflix quiere continuar invirtiendo en contenido “adyacente” a las transmisiones deportivas –siendo el mayor ejemplo la serie Drive to Survive, que va tras bambalinas de la Fórmula 1 y que amplió la base de fans de la categoría en los últimos años.

Publicado originalmente en la edición brasileña de Filmelier News.