'Avatar 2': ¿cómo se filmó la película de James Cameron?

‘Avatar 2’: ¿cómo se filmó la película de James Cameron?

La filmación de ‘Avatar 2’ requirió varios desafíos, pero sus innovaciones han expandido los límites de las posibilidades en el cine. Te contamos sobre ellas

Lalo Ortega   |  
24 enero, 2023 4:47 PM

Bien dice el historiador y cineasta Mark Cousins (La historia del cine: una odisea) que la historia del cine es la historia de la innovación. Si eso es cierto, entonces habría pocas películas contemporáneas tan históricamente relevantes como Avatar 2 (mejor conocida por su título original, Avatar: el camino del agua).

Incluso si puede debatirse la calidad narrativa de la película de ciencia ficción dirigida por James Cameron, es indiscutible que su realización implicó toda una serie de innovaciones que, una vez más, empujan los límites de lo que es posible hacer en el cine.

Publicidad

Así que, para que conozcas todas las innovaciones necesarias para llevar Avatar 2 a la pantalla, aquí te contamos sobre los retos de su filmación.

Así se grabó Avatar 2

Recordemos: ¿qué es la captura de movimiento?

Avatar 2 fue creada utilizando los avances construidos a partir de lo logrado por la primera Avatar. Por ello, vale la pena recordar cuáles fueron las innovaciones de dicha película.

En muy resumidas cuentas, James Cameron logró realizar Avatar gracias a la tecnología de captura de movimiento. Seguramente has visto imágenes de ello: actores en un set (que Cameron llama “el volumen” o “the volume”) vistiendo trajes especiales con “marcadores” en todo el cuerpo.

Estos marcadores registran el movimiento de los actores y, por medio de luz infrarroja, envían los datos a una serie de cámaras fijas alrededor de todo el set, que a su vez envían esa información a computadoras. “La computadora crea un ‘esqueleto’ en movimiento de ti en tiempo real”, explica James Cameron en el video de arriba. “A partir de ese esqueleto, puedes ‘manejar’ a un personaje generado por computadora”.

“Pero no sólo quieres el movimiento, también quieres la emoción de alguien y, para ello, se requiere una interpretación”, explica el productor Jon Landau, mano derecha de Cameron en Titanic y en la franquicia de Avatar.

Para lograr capturar las emociones, fue necesario llevar la tecnología de captura de movimiento más allá. Se creó entonces la tecnología de performance capture (en español, “captura de interpretación” o “captura de actuación”), que por medio de marcadores en el rostro y una pequeña cámara montada en un casco, permite filmar los detalles más minuciosos de las expresiones faciales y convertirlos en datos para el software de animación. Eso es lo que convierte el rostro de Zoe Saldaña en el de Neytiri.

La otra gran innovación de WETA Digital, el estudio de efectos visuales detrás de Avatar y Avatar 2, fue la cámara virtual, que también ha sido utilizada en producciones posteriores como Battle Angel: La última guerrera (Alita: Battle Angel), producida por Cameron y Landau.

Explica el artista de efectos visuales, Joe Letteri: “la idea detrás de la cámara virtual es que parte de lo que estamos haciendo existe sólo en la computadora. Si quieres ver eso, tienes dos opciones: una es generar todo después del hecho y componer las imágenes juntas y ver el resultado en una película bidimensional. Pero otra opción es poner una cámara virtual en ese mundo virtual y mirar alrededor para componer tus tomas de esa manera”.

Dicho de otra forma, la cámara virtual permite al director ver y componer sus planos en tiempo real, por medio de una renderización previa –un poco “cruda” del mundo virtual. En efecto, esto permite rodar “dentro” del mundo virtual.

Esto es un paso muy adelante de las técnicas utilizadas hasta entonces, que implicaban una mezcla de animación y efectos visuales digitales en su sentido tradicional, además de maquillaje, pantalla verde y elementos de un set práctico, real.

Con Avatar no fue así: los elementos del mundo físico son traducidos a datos para el set virtual por medio de la captura de movimiento, pero es posible registrar toda esa información y “filmar” ese mundo virtual en tiempo real.

Entonces, ¿por qué Avatar 2 tardó tanto en filmarse?

La primera Avatar se estrenó en 2009. Tuvieron que pasar 13 años para que Avatar: el camino del agua se estrenara en 2022. Es bastante más tiempo que el lapso acostumbrado para una secuela de un gran éxito de taquilla, que suele tardar un par de años.

La respuesta corta es: Avatar 2 tardó tanto en filmarse y estrenarse porque, básicamente, no existía la tecnología de realizar la visión de James Cameron para la película. Como sabrán quienes ya vieron la película (o intuyen por el título quienes no), el agua juega un rol fundamental en la trama, y eso suponía otra marea de desafíos tecnológicos.

¿Cómo se grabó Avatar 2?

El gran problema para filmar Avatar: el camino del agua era, precisamente, filmar con el mismo realismo de la primera Avatar, pero en el agua. Cabe recordar que, en la primera película, sí hay una escena que sucede en un río. Sin embargo, esta única escena recurrió a filmar en lo que se llama dry-for-wet (en español, “seco por mojado”), filmando al actor Sam Worthington suspendido en el aire por cables, simulando los movimientos de nado en un río salvaje.

James Cameron decidió que eso no luciría realista en los mares serenos de Avatar 2, así que el director decidió invertir tiempo y dinero en encontrar –o crear– las soluciones necesarias a tres problemas: no existían cámaras 3D que fueran prácticas y resistentes al agua; la refracción de la luz en el agua provocaba errores en el software de performance capture; y las burbujas de los visores de buceo simplemente arruinaban el registro de las expresiones faciales.

Entonces, ¿cómo se grabó Avatar 2? Para lograr la máxima fidelidad de imagen y autenticidad en las actuaciones, James Cameron recurrió a tres innovaciones:

  • La cámara DeepX 3D, creada por el fotógrafo e inventor Pawel Achtel, cuyos lentes pueden sumergirse directamente en el agua;
  • La creación de un set con un enorme estanque acuático. La superficie fue cubierta por pequeñas esferas de plástico transparentes, que permiten que la luz entre y los actores salgan, pero eliminando los reflejos que provocan errores de performance capture; y
  • Un riguroso entrenamiento para que el elenco pudiera contener la respiración bajo el agua por lapsos prolongados de tiempo, sin necesidad de estorboso equipo de buceo.
DeepX 3D, la cámara usada para filmar Avatar 2
La cámara DeepX 3D de Pawel Achtel, utilizada para el rodaje subacuático de Avatar 2 (Crédito: reproducción de achtel.com)

En otras palabras: si bien el aspecto técnico fue resuelto con la cámara DeepX 3D y con las burbujas de plástico en el agua, mucho del peso de la producción recayó en el compromiso de los actores con el entrenamiento, para poder permanecer bajo el agua por varios minutos por vez.

Por ejemplo, la veterana Sigourney Weaver, quien interpreta a la adolescente Kiri, llegó a contener su respiración bajo el agua por poco más de 6 minutos.

El elenco recibió entrenamiento del instructor Kirk Krack, quien también entrenó a Tom Cruise para contener su respiración por lapsos prolongados en Misión: imposible – Nación Secreta (Mission: Impossible – Rogue Nation). Kate Winslet incluso llegó a romper el récord establecido por Cruise en dicha película, al contener la respiración por siete minutos con 15 segundos.

Rodaje de Avatar 2
Sam Worthington, Zoe Saldaña, Kate Winslet y Cliff Curtis en el set acuático de Avatar 2 (Crédito: 20th Century Studios)

Ya con todos los problemas técnicos resueltos, Avatar: el camino del agua se filmó a partir de 2017. El rodaje concluyó en 2020, para entrar en la prolongada posporoducción de dos años.

¿Avatar 2 se filmó junto con Avatar 3?

Avatar: el camino del agua se rodó en simultáneo con su eventual secuela, hasta ahora titulada simplemente Avatar 3, por una sencilla razón: sus actores infantiles y juveniles no paraban de crecer.

En entrevista con Entertainment Weekly, James Cameron explicó que buena parte de la decisión de filmar ambas entregas en conjunto tuvo que ver con evitar el “efecto Stranger Things”:

“De otro modo, obtienes –y amo Stranger Things–, obtienes el efecto Stranger Things, donde [los protagonistas] supuestamente están en preparatoria [pero] lucen de 27 años”, explicó Cameron. “Amo la serie. Está bien, podemos suspender la incredulidad. Nos gustan esos personajes, pero ¿sabes?”.

Dado que han pasado seis años entre el inicio del rodaje de Avatar 2 y su estreno, grabar Avatar 3 en conjunto parece la mejor decisión para evitar una diferencia demasiado grande en las edades de sus actores juveniles.

¿De qué trata Avatar 2?

Avatar: el camino del agua se sitúa 15 años después de la primera parte. Jake Sully (Sam Worthington) ha formado una familia con Neytiri (Zoe Saldaña). Sin embargo, la humanidad ha regresado del espacio con refuerzos para colonizar Pandora –y el coronel Miles Quaritch (Stephen Lang), resucitado en forma de avatar, quiere su venganza contra Jake–. Así, la familia se ve obligada a dejar los bosques para buscar refugio con los clanes Na’vi del mar.