eternals-estrenos-simultaneos-cines-streaming

¿Se acaba la fiesta? Streamings se alejan de los estrenos simultáneos con cines

WarnerMedia y ViacomCBS ya aseguran una ventana de exclusividad de 45 días para las salas de cine en 2022, y parece que Disney también dejará los estrenos simultáneos.

10 agosto, 2021 5:26 PM
- Actualizado 13 agosto, 2021 8:33 AM

HBO Max dejará de tener, en Estados Unidos, estrenos simultáneos con salas de cine en 2022. La información, divulgada inicialmente a finales de julio, fue reafirmada ayer 9 de agosto por una de las mayores cadenas de cines en aquel país, AMC.

El anuncio revela, al menos por ahora, el final de una estrategia que fue puesta en práctica en medio de la pandemia de COVID–19, y que causó mucha polémica en la industria cinematográfica.

“Estamos especialmente satisfechos en anunciar que Warner Bros. decidió dejar de lado el estreno simultáneo [en el streaming por suscripción]”, dijo Adam Aron, CEO de AMC, en una conferencia con inversionistas. “Estamos en conversaciones [para la misma clase de acuerdo] con todos los grandes estudios”, aseguró.

Publicidad

Ahora, la cadena de cines tendrá 45 días de exclusividad para las películas del estudio. Según The Hollywood Reporter, dicho acuerdo fue firmado el pasado marzo.

Bugs Bunny
La estatua de Bugs Bunny que recibe a los visitantes en los estudios Warner Bros. en Burbank, California (Imagen: Renan Martins Frade)

Además del acuerdo con AMC, Warner Bros. ya aseguró los 45 días de exclusividad para Cinemaworld (propietaria de Regal Cinemas). Aunque no sean públicos, otros contratos del mismo tipo ya deben estar firmados para garantizar que esos exhibidores den espacio (es decir, más salas) a las producciones de los Hermanos Warner.

A cambio, esos exhibidores obtendrán un porcentaje mayor de los ingresos, considerando que el tiempo de exclusividad será más breve.

Tales declaraciones se suman a lo que dijo Jason Kilar, CEO de WarnerMedia, en la última conferencia con inversionistas de AT&T, grupo del que la compañía (aún) forma parte).

El 22 de julio, el ejecutivo afirmó que dejarán de lado los lanzamientos simultáneos, pero que no volverán al modelo anterior con 90 días de exclusividad en cines. “[En 2022] vamos a disminuir la ventana [para cines] en algunos de nuestros estrenos, específicamente a 45 días”, dijo Killar, quien confirmó que HBO Max tendrá 10 películas exclusivas el próximo año.

Cabe señalar que Kilar no afirmó que la ventana de 45 días será para HBO Max, o si el servicio vendrá después de otro periodo de exclusividad en plataformas transaccionales (es decir, de renta o compra), como Apple TV o Google Play.

Es posible que, dentro de ese nuevo modelo, la compañía tenga estrenos al mismo tiempo en dos tipos de VOD (video on demand), el de suscripción y el transaccional, como ya viene sucediendo en México y otros países.

Mientras tanto, en Disney y Paramount…

Otro bastión de los estrenos simultáneos, Disney, también comenzó a recular en su estrategia. Eternals, próximo largometraje de Marvel Studios, no llegará a Disney+ el mismo día que a los cines. El estudio, a pesar de ser subsidiaria del grupo, es otro que no estaría a gusto con la estrategia adoptada durante la pandemia.

Sin embargo, todavía no sabemos cuál será la estrategia que la compañía de Mickey Mouse tendrá en el nuevo panorama. Hay dudas sobre la continuidad de Premier Access (que generó ingresos por 60 millones de dólares por el lanzamiento de Black Widow, por ejemplo), o cuál será el tiempo de exclusividad en pantalla grande.

Paramount Pictures, otro grande competidor (que nunca apostó por el estreno simultáneo) garantizó que daría los 45 días de exclusividad antes de lanzar Paramount+ Sin embargo, nada está escrito en piedra.

Paramount Studios
La famosa Bronson Gate de Paramount Studios, que forma parte de ViacomCBS (Imagen: Renan Martins Frade)

“La situación es un poco fluida”, dijo Bob Bakish, CEO de ViacomCBS, al revelar el último reporte financiero del grupo. “Queremos ir en esa dirección [de los 45 días] con el tiempo. Pero tenemos que mirar cada título en esta pandemia y descubrir la mejor estrategia.

¿Cómo llegamos hasta aquí?

Todo comenzó con la pandemia de COVID–19, que llevó al cierre de los cines en todo el mundo. Para dar la vuelta al problema e impulsar los servicios de streaming por suscripción de sus respectivos grupos, Disney y Warner Bros. anunciaron que los largometrajes de 2020 y, principalmente, de 2021, tendrían estrenos simultáneos en pantalla grande y video on demand.

La gran diferencia es que Disney+ apostó por el estreno mundial en streaming, en algunos casos por un costo adicional (Premier Access). Pero HBO Max trajo estrenos simultáneos sólo en Estados Unidos, sin ningún costo adicional a la suscripción mensual.

Cuando la medida fue anunciada, todavía en 2020, hubo controversia casi de inmediato. Las cadenas de cines y pequeños exhibidores se mostraron molestos. Además de tener que cerrar, no tendrían la exclusividad de los grandes estrenos al momento de la reapertura.

En aquellos días, se viralizó un video del dueño de un cine destruyendo el material publicitario de la película Mulán con un bate de béisbol, por ejemplo.

También hubo descontento entre los mismos involucrados con la producción de las películas. El cineasta Christopher Nolan fue el primer gran nombre en alzar la voz contra la actitud de Warner Media. Lo que se dice en la industria es que el gigante del entretenimiento tuvo que pagar compensaciones a los involucrados en las películas, en algunos casos, incluso mayores al potencial financiero de las mismas.

Incluso dentro de los propios grupos la estrategia provocó divisiones. Las subsidiarias de Warner en América Latina nunca adoptaron el estreno simultáneo en HBO Max. En nuestro país, la ventana entre el estreno en pantalla grande y en streaming, es de 35 días.

Christopher Nolan dirige 'Tenet'
Christopher Nolan fue la primera gran voz contraria a los estrenos simultáneos (Imagen: Warner Bros.)

Más recientemente fue Scarlett Johansson quien inició un proceso de demanda contra Disney, precisamente al ver que sus beneficios por el estreno en cines se vieron reducidos a cuenta del estreno simultáneo en Premier Access, cosa que igual dio buenos ingresos al estudio. Ya se dice que otras estrellas, como Emma Stone, también están descontentas y considerando llevar el asunto a los juzgados.

Además de eso, la disponibilidad en HBO Max y Disney+ desde el día uno, facilitó el camino a la piratería. Las películas en alta resolución estuvieron también disponible casi instantáneamente por medios ilegales, afectando los ingresos de cines, distribuidores, actores, productores, plataformas…

Todo eso, sumado al recrudecimiento de la pandemia en Estados Unidos en las últimas semanas con la variante delta, hicieron que el reciente estreno de El Escuadrón Suicida de Warner Bros., fuera considerado decepcionante.

¿Para dónde vamos?

Después de los turbulentos 2020 y 2021, el progreso en la vacunación parece apuntar a un 2022 con menos sobresaltos para la industria del cine tradicional. Eso, sumado a problemas como la piratería, remuneración de productores ejecutivos y la presión de exhibidores, deberá decretar el final de los estrenos simultáneos para las grandes películas, los blockbusters.

Eso, al menos, en el futuro próximo.

La tendencia es que los grandes grupos mediáticos dividan sus esfuerzos entre las grandes películas-evento para los cines, y las producciones exclusivas de sus plataformas de suscripción, buscando aumentar el número de miembros activos de paga.

Sin embargo, el periodo de 45 días entre el estreno de dichos blockbusters y su lanzamiento en servicios como Paramount+, Disney+ y HBO Max, apunta para convertirse en la norma incluso entre esas películas-evento.

Para las pequeñas y medianas películas, claro, la historia será otra, y la ruta directa al video on demand o el estreno simultáneo podrían ser el camino para muchas.

AMC ha luchado contra los estrenos simultáneos en cines y streaming
Un cine de la cadena AMC aún esperando el estreno de Mujer Maravilla 1984. La película fue pospuesta una vez más a diciembre, y estrenada el mismo día en HBO Max (Imagen: Warner Bros.)

Aún queda por definir si el nuevo modelo de los estudios es viable en el largo plazo. Barry Diller, antiguo CEO de Paramount y Fox, afirmó en el podcast The Business que estima que sólo 10% o 15% de las salas sobrevivan al cambio de paradigma. Los que subsistan, en su visión, serán pisoteados por las películas-evento y las experiencias.

Por su parte, el productor Jason Blum, fundador de Blumhouse (de la franquicia Actividad Paranormal) ve un escenario un poco distinto. En otra edición del mismo podcast, dijo que, para él, los streamings como Netflix aún no consiguen hallar las condiciones para crear fenómenos culturales sin la ayuda de los cines, y que la ventana de exclusividad para las grandes películas en pantalla grande, aunque no para todas, puede ser la clave para cambiar eso.

Netflix, vale recordar, ya llevó algunos de sus largometrajes a salas de cine antes que a su plataforma –aunque, en casos como Roma o El irlandés, sólo a pequeños circuitos de salas independientes–. Necesita, precisamente, un acuerdo como el de Warner con AMC.

Mientras tanto, fenómenos de video totalmente digitales, como videos en vivo cortos e incluso largos, en plataformas como YouTube, Twitch, Instagram y Facebook; están creciendo en importancia como fenómenos culturales, restando tiempo de atención al cine tradicional. Sin hablar de los videojuegos, que Netflix ya tiene en la mira.

Más que una lucha por exclusividad o por dinero, está en juego la propia continuidad del cine como “entidad”, y del formato que conocemos como una película. En consecuencia, es el destino de lo que conocemos como Hollywood lo que está en la balanza.